Que no te hierva la factura

Muchas cosas pequeñas hacen un montón. Lo mismo ocurre con el consumo de energía de pequeños aparatos eléctricos. ¿Sabías que un hervidor eléctrico consume un 50% menos de energía para calentar la misma cantidad de agua que un horno eléctrico o un microondas?

Solo los fogones de gas o de inducción consumen una cantidad parecida de energía que una tetera. En un hervidor de agua el calor se emite directamente en el agua y no se utiliza para calentar otros materiales, como la carcasa de plástico o el metal.

 

Consejos para los hervidores de agua

 

1.- Descalcifícalo, aumentarás la vida útil del producto y reducirás su consumo de energía. Si el agua tiene una dureza normal, se recomiendo hacerlo cada tres meses. Para ello, se puede utilizar vinagre o ácido cítrico.

 

2.- Solo lo llenes con la cantidad de agua que necesites, puedes medir la cantidad usando las mismas tazas con las que vas a beber el té o café.  

3.- Si tiene controlador de temperatura utilízalo. A veces no tienes que calentar el agua hasta que hierva, el té verde, por ejemplo, necesita el agua a solo 60ºC.

 

4.- Compra una tetera de acero inoxidable, plástico o vidrio.

 

5.- Para dos litros de agua con 2000 o 2400 W tienes suficiente.

 

6.- Si has de comprarte una nueva, adquiere una que se apague poco después que hierva el agua y que avise cuando está en funcionamiento.